Saltar al contenido
Inicio » Artículos de interés » 5 Técnicas psicológicas para controlar los celos en la relación

5 Técnicas psicológicas para controlar los celos en la relación

    Los celos son emociones complejas muy comunes en las relaciones de pareja. Aunque cierta dosis de celos es normal e incluso saludable, cuando se vuelven excesivos o tóxicos pueden deteriorar la relación.

    como controlar los celos

    ¿Qué son los celos y cuándo se vuelven problemáticos?

    Los celos se pueden definir como el miedo a perder a la pareja o la sospecha de infidelidad debido a una amenaza percibida. Surgen de la comparación social y la valoración de uno mismo como “inferior” o no deseable.

    Si bien algo de incomodidad ante la cercanía de otros con la pareja es normal, los celos patológicos se caracterizan por:

    • Ser desproporcionadamente intensos
    • Aparición frente a situaciones cotidianas sin mayor riesgo
    • Conductas de control y manipulación
    • Obsesión por confirmar o descartar infidelidades

    Algunas señales de alarma que indican que los celos ya son excesivos:

    • Revisar constantemente redes sociales y teléfono de la pareja
    • Interrogatorios frecuentes sobre dónde y con quién está
    • Prohibir amistades o actividades sociales de la pareja

    Consecuencias de los celos tóxicos

    Cuando una persona tiene celos enfermizos, la relación se ve seriamente afectada en varios sentidos:

    • Se pierde intimidad y espontaneidad, dado que la pareja celosa constantemente vigila y desconfía.
    • Surgen con frecuencia conflictos, ya que ningún comportamiento parece satisfacer las demandas del celoso.
    • La relación se vuelve desgastante para ambas partes, deteriorando la satisfacción de pareja y bienestar individual.

    En casos extremos puede haber maltrato psicológico, manipulación emocional e incluso agresiones físicas motivadas por los celos patológicos.

    Técnicas para controlar los celos

    Existen diversas estrategias psicoterapéuticas que pueden ayudar a manejar los celos de un modo saludable. Algunas de las principales son:

    1. Mejorar la autoestima

    Tener una percepción positiva de uno mismo y confiar en las cualidades que nos hacen seres valiosos, ayuda a no sentir amenazas frente a terceros. Para fortalecer la autoestima se recomienda:

    • Destacar cualidades positivas propias con ejercicios de autocompasión
    • Evitar la autocrítica destructiva
    • Rodearse de personas que realcen nuestras fortalezas

    2. Potenciar la independencia emocional

    Dependencia afectiva con la pareja aumenta los celos. Es saludable desarrollar intereses y relaciones más allá de la diada romántica:

    • Mantener pasatiempos y amistades propias
    • No abandonar dimensiones personales por la relación
    • Comunicar necesidades sin exigir ni fromar parte de la identidad en el otro

    3. Eliminar las comparaciones

    Cuando nos comparamos permanentemente con el atractivo de terceros que podrían “quitarnos” a la pareja, los celos crecen. Se recomienda:

    • Centrarse en cualidades positivas propias en lugar de buscar defectos ajenos
    • Recordar los motivos por los que tu pareja te eligió
    • Evitar caer en la trampa de que “el pasto es más verde del otro lado”

    4. Comunicación asertiva de sentimientos

    Ante una incomodidad, es mejor expresar el malestar de un modo tranquilo y constructivo:

    • Utilizar mensajes en primera persona sobre cómo nos hace sentir una situación
    • Evitar reproches, insultos o victimizarse
    • Proponer soluciones razonables para gestionar ese sentimiento

    5. Terapia individual o de pareja

    Cuando los celos ya son un patrón arraigado, conviene buscar ayuda profesional mediante:

    Cultivar la confianza en la pareja

    Para contrarrestar los celos, es esencial propiciar un ambiente de confianza y seguridad emocional mediante:

    • Cumplir los acuerdos de exclusividad y comunicación sincera que se establezcan.
    • Demostrar con hechos la prioridad de la relación por sobre intereses personales.
    • Respeta la individualidad e independencia de cada uno.
    • Valora y refuerza las cualidades de tu pareja que inicialmente cautivaron.

    Cuándo buscar ayuda profesional

    Es recomendable acudir a terapia psicológica cuando:

    • Los celos persisten por más de 6 meses pese a intentos por controlarlos.
    • Se convierten en celos delirantes sin base en la realidad
    • Deterioran gravemente la relación o escalan a violencia.

    Es importante recordar que con compromiso y trabajo en equipo entre la pareja, los celos pueden disminuir. La terapia brinda un espacio de crecimiento personal y para la relación. ¡Tu bienestar emocional está en tus manos!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *